Shiné (Calma Mental) cada domingo a las 18h

CALMA MENTAL SHINÉ

calma mental La mente es como un gran espacio abierto, tal como se explica en las enseñanzas, es claridad y conocimiento. Es como el campo de fondo en el que se realizan las diversas actividades mentales, conectadas con la percepción, las sensaciones, y otros factores mentales de los que surgen emociones como respuesta. Y asi es como se mantiene en marcha la rueda de las acciones y reacciones mentales, tanto positivas, negativas o neutras.

La meditación en la calma mental o shiné en tibetano, nos enseña a ir deteniendo y limpiando esta ajetreada rueda o circulo cerrado, para ser conscientes de todo ello y adoptar el modo correcto de dirigir nuestra atención al objeto positivo de meditación, para adquirir la concentración necesaria para permanecer ahí serenos y equilibrados sin que nos perturbe la propia actividad mental. El modo de trabajar esta consciencia clara y estable es mediante la propia respiración o una imagen virtuosa como un loto o la imagen del Buda, que posee todas las cualidades perfectas.

Así vamos descubriendo como desarrollar y usar la vigilancia, la estabilización, la claridad, todas las cualidades necesarias para realizar los nueve niveles que componen el camino del shiné. Y este trabajo tiene unas cualidades excelentes, con la calma meditativa se experimenta la flexibilidad física y mental. Es un estado de gran bienestar físico y mental, y es algo que se puede experimentar en esta misma vida. Previamente a ello, también vamos realizando más y más capacidad de concentración, atencion y vigilancia y claridad y si la motivación es correcta, desarrolla aspectos de la Sabiduria. De hecho, el logro final cuando ya se ha alcanzado shiné, es esta flexibilidad físico-mental de la visión de la Sabiduria no dual. También nos ayuda a ser una mejor persona en nuestra vida cotidiana, y podemos enfocarlo en tener una mejor disposición hacia los demás para ayudarles del mejor modo posible.

Los beneficios de la calma mental se combinan también con las demás practicas que realicemos, cualquier meditación analitica, estudio o reflexión que hagamos se ve favorecido, pues se trata de los dos aspectos de la meditación que se complementan mutuamente.