Taller Emociones Destructivas

El deseo, el odio y las demás pasiones son enemigos.
Sin manos y sin pies; no son ni valientes ni inteligentes.
¿cómo he podido convertirme en su esclavo?
Emboscados en mi corazón, me golpean a su antojo y yo ni siquiera me irrito.
¡Basta de absoluta paciencia¡ Shantideva

La tradición budista lleva mucho tiempo insistiendo en que el reconocimiento y la transformación de las emociones destructivas se asienten en el núcleo mismo de las prácticas espirituales, hasta el punto que hay quienes llegan a decir que todo aquello que disminuye el poder de las emociones destructivas es práctica espiritual