Meditar para calmar la mente.

Es una forma de aprender a vivir feliz y en paz con nosotros mismos y con los demás. Es una sencilla y eficaz técnica de meditación para eliminar las tensiones internas de la mente y las negatividades que nos hacen desdichados.

La ecuanimidad de nuestra mente es lo que cultiva la Vipassana y constituye nuestro pasaje al bienestar y la felicidad.

La práctica de vipassana es un método de investigación que, mediante la aplicación de la atención consciente y el análisis, nos permite observar, en primera persona, nuestra experiencia e identificar y destruir las ideas supersticiosas que distorsionan nuestra visión de la realidad y que son causa de infelicidad. Según el budismo buscamos la felicidad en la dirección equivocada, cultivando las causas erróneas, que no solo no nos darán aquello que anhelamos, sino que resultarán en lo opuesto; de acuerdo al budismo, toda nuestra insatisfacción y sufrimiento tienen como causa fundamental la ignorancia: confundimos el cuerpo con el lugar donde reside un yo real; las sensaciones agradables, con felicidad genuina; la mente, con el yo real; y los fenómenos, con objetos reales, con entidad propia, auto-existentes.

La propuesta budista es dejar de buscar la felicidad de forma supersticiosa, instintiva e irracional, y detenerse a observar la realidad, para encontrar las causas correctas de una felicidad de mejor calidad.